¿Cómo construir confianza al interior de las empresas? | HPI

¿Cómo construir confianza al interior de las empresas?

No es extraño escuchar sobre la crisis de confianza que existe hacia las empresas, en América Latina y el mundo. Una crisis que se registra hace cinco y seis años, con las nuevas generaciones como protagonistas claves.

Según Carolina Altschwager, directora ejecutiva de Almabrands, quien se presentó en el Seminario de Desarrollo del Capital, realizado en Santiago de Chile, y organizado por Otic Sofofa, “se desató esta crisis de confianza, y se instaló en la agenda pública como un tema muy relevante, importante en la relación entre las empresas y las comunidades,  sus entornos, entre empresas y personas, y personas y instituciones públicas y mundo político”.

Altschwager, se refirió a los grandes cambios que se han experimentado y que han afectado a las organizaciones.

A bajo las jerarquías, arriba la colaboración.

Este nuevo panorama también se puede evidenciar mirando al interior de las empresas, donde el concepto de autoridad empezó a ser cuestionado, tanto como la manera de hacer empresa. Esto ha generado que en muchas organizaciones se rediseñen las estructuras, de forma de que haya mayor flexibilidad, versatilidad y colaboración.

Y en esto, la directora de Almabrands dice que; las nuevas generaciones tienen mucho que decir, y claramente ya lo están haciendo. “Estamos ante un escenario donde hay nuevas expectativas de las personas, muy representadas por las generaciones más jóvenes; que son mucho más implícitas en pedir que las organizaciones tengan propósito, sentido y responsabilidad con el entorno. Desde ahí hay nuevas expectativas a la confianza”.

Ante esto, Marcelo Pinto, entrenador de HPI dice que “pareciera ser que hoy día hay una voz que está alineada en términos de las generaciones para pedir más espacio de desarrollo, y eso conlleva a las organizaciones a adaptarse a un modelo funcional que considere los propósitos de las personas dentro de la misión y visión de la empresa”.

Sin embargo, añade Pinto; “los propósitos organizacionales son algo que se vienen dando desde que se creó en la primera revolución industrial; todo lo que tenía que ver con los objetivos estratégicos y la utilización del capital humano para ellos”. Para él, entonces, no se trata de que el propósito ahora tenga mayor importancia, sino que se le está reorientando a las necesidades de los colaboradores. “Pero no necesariamente como se pensó en una primera instancia de contribuir al propósito que aportaban al crecimiento de las organizaciones. Las nuevas generaciones aportan con una mirada más crítica, pero no reconstituye lo que son las misiones y motivos organizacionales”.

Encuentra el texto completo aquí: ¿Cómo construir confianza al interior de las empresas?.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *